ESPAÑOL | ENGLISH


Por qué decidí ser un cantinero…

El 7 de Octubre, se celebra en Cuba el Día del Cantinero desde 1951. Un día especial donde los cantineros de todas partes del país se reúnen para festejar y compartir sus conocimientos sobre coctelería. En saludo a la fecha, hoy les proponemos la experiencia de un joven de la cantina cubana: Temiles Calikos, de la Fábrica de Arte Cubano.

Hoy escribo, no para recomendar recetas de cócteles ni creaciones propias; escribo para contar y dar a conocer esta bella profesión. Tenía 19 años cuando empecé a estudiar la coctelería, no logré ingresar en la universidad y necesitaba ayudar a mi familia. Así que con algo de dinero y un poco de tiempo decidí estudiar para ser cantinero, pues me llamaba mucho la atención; veía a esa figura como un mago, un artista.

Quería ser esa persona por la cual un cliente elige un bar, no por la decoración, no por la música, no por la localización, sino por ese cóctel que un día le ofreciste y se volvió su preferido, por el rato y la conversación que tuvo en aquella barra. 

Los cantineros somos más que unos hacedores de mezclas. Somos un hombro para llorar, un oído para escuchar, somos el psicólogo de un desconocido con un problema familiar. 

Muchas personas me han preguntado: Témiles ¿por qué te gusta tanto ser barman, por qué te esfuerzas tanto en esta profesión?...

Porque es donde encuentro paz, a pesar de todos los enredos que pueda tener en mi vida personal. Cuando entro a la barra me olvido de todo; veo las sonrisas de las personas cuando prueban lo que hago y me hace feliz cuando me felicitan por mi creación, o prefieren que yo los atienda y les prepare un coctel, y no otro colega.

Ese es mi porqué de mi pasión por la coctelería, de mi pasión por ser bartender.

FELIZ DÍA DEL Cantinero!!!!

Artículos relacionados:
Asociación de Cantineros de Cuba


Términos & Condiciones / Política de privacidad / Todos los Derechos Reservados. Havana Club International S.A. 1993 - 2020.