ESPAÑOL | ENGLISH


Si consumes, hazlo con responsabilidad

El profesor e investigador Sergei Iglesias, de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, comparte algunas reflexiones de cómo y por qué consumir con responsabilidad. 

Consumo Responsable es aquel que realizan las personas adultas sanas y que no supera los límites de riesgo  para la salud propia o de terceras personas. De acuerdo con estudios sobre el tema, los límites para los hombres no deben rebasar los 30 gr de alcohol y los 20 gr, para las mujeres. No obstante, estas medidas no son absolutas, pues la ingesta de bebidas alcohólicas no afecta de la misma manera a todas las personas.

Practicar un consumo excesivo ocasional provoca una intoxicación alcohólica, lo cual es la  reacción de nuestro organismo al ingerir, en breve espacio de tiempo, una gran cantidad de alcohol. Si el patrón excesivo perdura, se manifiestan conductas que demuestran la necesidad de consumir alcohol a niveles riesgosos o de dependencia; incluso aumentar la predisposición a padecer algún tipo de cáncer, disminución del diámetro de los testículos y del conteo de espermatozoides o la pérdida de sensibilidad de los labios vaginales en las mujeres.

Múltiples son los factores que condicionan la actitud de cada individuo, la cual se desarrolla como respuesta a la influencia de valores y principios vinculados al entorno social, la relación entre padres e hijos, la religión, entre otros que determinan la elección de la bebida, la forma y la cantidad consumida.

Teniendo en cuenta esos aspectos. ¿Qué recomendaciones seguir para consumir con responsabilidad?

Tomar con moderación, con lo cual contribuirás a mantener tu salud.
Consume despacio con tragos cortos y espaciados, así disfrutarás más de la bebida.
Intercalar agua u otra bebida no alcohólica con cada copa de bebida, esto te mantendrá hidratado y evita las molestias post consumo (resaca).
Comer antes, durante y después del consumo de bebidas alcohólicas, de esta manera la velocidad de absorción en el aparato digestivo y el paso a la sangre será más lenta.
Evitar las mezclas de diferentes tipos de bebidas y de esa manera podrás saber y controlar la cantidad de alcohol que consumes.
No permitir el consumo por parte de los grupos de riesgo, los menores de 18 años no están preparados ni física ni psicológicamente para tolerar los efectos del alcohol, de igual manera es dañino durante el embarazo y la lactancia porque genera efectos  nocivos en el desarrollo y crecimiento del bebé.
No dejes conducir un auto a una persona si ha ingerido bebidas alcohólicas, es un peligro para él, para sus acompañantes y otros usuarios de la vía.
Respetar los derechos de quienes no quieren consumir alcohol ofreciendo bebidas sin alcohol.
Evita los juegos que incentiven el consumo de alcohol teniendo en cuenta que beber por rondas puede hacer que consumas más de lo que tenías planeado.
Dan un buen ejemplo siendo coherente entre lo que haces y lo que dices alentando a las personas en tu entorno a tomar decisiones responsables frente al consumo de bebidas alcohólicas.

No olvides que consumir alcohol por encima de los límites recomendados, te puede poner en riesgo a ti y a tu entorno. Por eso, si vas a beber, hazlo consiente, hazlo con responsabilidad.

Foto de portada cortesía de: Maykel Espinosa Rodríguez


Términos & Condiciones / Política de privacidad / Todos los Derechos Reservados. Havana Club International S.A. 1993 - 2020.